Dos niñas asesinaron a mujer alcohólica con un palo con tornillos y tomaron fotos para Snapchat; este jueves obtuvieron un triunfo en la Corte tras el atroz crimen

 

Reino Unido.- Dos adolescentes que asesinaron a una mujer alcohólica vulnerable en su propia casa mientras posaban para selfies de Snapchat, ganaron hoy en el Tribunal Superior para mantener sus identidades en secreto de por vida.

Las niñas tenían 13 y 14 años cuando sometieron a Angela Wrightson, de 39 años, a una prueba de cinco horas mientras tomaban fotos en sus teléfonos.

Fueron condenadas a cadena perpetua en la Corte Leeds Crown en 2016 y se les dijo que debían cumplir un mínimo de 15 años tras las rejas. La señorita Wrightson sufrió un ataque prolongado en su casa de Hartlepool en diciembre de 2014.

La golpearon con una pala, un televisor, una mesa de café y un palo con tornillos después de dejar entrar a las niñas a su casa. La víctima era conocida localmente como Alco Ange y dejaba que los estudiantes bebieran en su sala de estar.

La señorita Wrightson fue encontrada muerta en su sala de estar salpicada de sangre a la mañana siguiente. Una selfie publicada en Snapchat mostró a las acusadas ​​sonriendo con la señorita Wrightson en la foto de fondo poco antes de su muerte.

Al final de su juicio, el juez se negó a levantar las restricciones a los informes que impiden que los medios de comunicación identifiquen a las responsables, debido a su vulnerabilidad.

Al cumplir 18 años, esto cambió, por lo que este jueves, la jueza que lleva su caso otorgó a la pareja, conocidas solo como D y F, mandatos judiciales permanentes, impidiendo que sean identificadas en relación con el asesinato, por riesgo de autolesión.

 

Fuente: The Sun

COMPARTE