Rosa Icela Rodríguez Velázquez  asegura que acciones como órdenes de aprehensión y cateos, así como labores de inteligencia, van “por buen camino”.

HERMOSILLO, Sonora.- Por las detenciones de Rafael Caro Quintero, “El Duranguillo” y otros presuntos líderes criminales, la estrategia de seguridad en Sonora y Chihuahua no cambiará, pero sí contarán con refuerzos en las zonas donde han trabajado, advirtió Rosa Icela Rodríguez Velázquez.

La secretaria de Seguridad Pública y Protección Ciudadana aseguró que las estrategias en materia de seguridad que tienen los gobernadores de Chihuahua y Sonora mediante órdenes de aprehensión, cateos e inteligencia van por buen camino.

Adelantó que el gobernador Alfonso Durazo Montaño propuso tomar en cuenta las pruebas procedentes de la inteligencia que hacen los elementos policiales para la judicialización de los casos, pero eso aún no queda firme.

En su estancia en la entidad, dijo, se reunió con los nueve estados del Norte del País para aprobar diferentes protocolos que realizan las secretarías federal y estatales, entre los que destacan: Violencia feminicida, acuerdos de los temas antisecuestro, los traslados de personas privadas de la libertad y otros.

Resaltó que en el mismo encuentro se habló de la coordinación que tiene el Estado con el Gobierno federal, de la regularización de autos de procedencia extranjera y mediante el cual en los siguientes días les entregarán más de 103 millones de pesos para la distribución de los municipios participantes.

«Hemos felicitado muchoel trabajo del gobernador Durazo y su equipo y tambiénhemos hecho hincapié en eltrabajo que se realiza en laentidad con las Fuerzas Armadas, tanto en la Secretaría de la Defensa como en laSecretaría de Marina, y hablado de los resultados que sehan tenido en relación con ladetención de importantes objetivos prioritarios en la región”, externó.
Fuente: El Imparcial.

 

COMPARTE