El presidente lamentó que Estados Unidos lleva décadas sin invertir en América Latina y el Caribe para apoyar a los pueblos “pobres”

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reiteró la importancia de atender “de fondo” las causas de la migración en centroamérica y aseguró que no quiere que México se convierta en un “campamento de migrantes”.

Durante la conferencia de prensa mañanera, emitida desde Palacio Nacional, el mandatario fue cuestionado sobre la posibilidad de que Estados Unidos otorgue recursos a México para que atienda a los migrantes en la frontera.

“Sí, pero hay que atender el fondo primero, no queremos que México sea un campamento de migrantes”, afirmó el mandatario tras la reciente ola migratoria que ha llevado a miles de personas a malvivir en varios puntos de la frontera norte y sur.

Además, resaltó que quiere que se atienda el problema de fondo para que la gente no se vea obligada a emigrar, “porque si continuamos con lo mismo es retenerlos, ponerlos en albergues, y no enfrentamos el problema de fondo”.

Asimismo, el Titular del Ejecutivo lamentó que Estados Unidos lleva décadas sin invertir en América Latina y el Caribe para apoyar a los pueblos “pobres”, aunque destacó que “hay muy buena relación” con el país vecino del norte.

“Queremos apoyo para el desarrollo (… ) Y esto lo entienden en Estados Unidos, han sido sensibles a esta propuesta, pero tardan mucho porque deben presentar la propuesta al Senado, y se mezclan asuntos electorales”, aseguró el mandatario.

En este sentido, también pidió apoyo para Haití y que intervengan las Naciones Unidas.

“No es solamente atender a los migrantes haitianos que por necesidad salen de su país, por necesidad y por la violencia, hay que hacer algo y aquí la ONU se está tardando. Es lo mismo. ¿Dónde están los organismos de defensa de derechos humanos a nivel internacional?”, subrayó.

La región vive una ola migratoria sin precedentes desde comienzos de año con un flujo histórico, con 147 mil indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212 mil indocumentados detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.

Fuente: EFE.

COMPARTE