De acuerdo al INAH, en la entidad existen vestigios fósiles de diferentes eras, las cuales datan de hace 3 mil 500 millones de años

Son diversas y variadas las investigaciones que científicos de diferentes universidades y que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) realizan para conocer mejor el patrimonio paleontológico de Sonora, pues no se tratan sólo de restos de dinosaurios, sino de una amplia gama de organismos que habitaron la Tierra mucho antes que los humanos.

De acuerdo al INAH, en la entidad existen vestigios fósiles precámbricos de estromatolitos, cianobacterias que desde hace 3 mil 500 millones de años fueron los primeros seres vivos en la Tierra, las cuales se han encontrado en el municipio de Caborca, como las denominadas Gamuza y Papalote, con una temporalidad de al menos mil 100 millones de años.

También se han hallado fósiles de especies marinas, como el ictiosaurio Shastasaurus altispinus, y continentales de dinosaurios, como ceratópsidos, huellas de tiranosaurios y hadrosaurios, entre otros.

Felisa Aguilar Arellano, presidenta del Consejo de Paleontología del INAH, aseguró que es importante socializar los principales hallazgos y resultados de investigaciones científicas que durante décadas se han llevado a cabo en Sonora en el campo de la paleontología.

En se sentido, mencionó que en el territorio sonorense se han investigado restos que datan desde la era paleozoica, mesozoica y cenozoico, de manera que, más allá de la evidencia encontrada de que hubo dinosaurios alguna vez en la región, también existen fósiles de organismos muy variados, como plantas, vertebrados, invertebrados y hasta huellas, entre otros, sobre todo en los municipios de Esqueda y Fronteras.

“Nosotros le damos un valor de conocimiento, porque cada fósil nos da información de un momento dado en la escala temporal en la vida del planeta Tierra, pero también nos habla de las condiciones ambientales y geográficas; porque nos olvidamos que el planeta se mueve y esto ha ido cambiado a lo largo de la historia del planeta Tierra.

“A nivel cultural, lo que también queremos rescatar es que al final de cuentas las comunidades o gente se acerque a los conocimientos paleontológicos, porque muchas veces ven los fósiles y se les hace ordinario, los ven como una roca, pero la idea es que comiencen a verlos de otra forma y nos ayuden a reforzar y que se generen proyectos de investigación”, puntualizó Aguilar Arellano.

El patrimonio paleontológico de Sonora, detalló, trata de toda aquella evidencia de los fósiles que dan información sobre el pasado con base en épocas pretéritas en la escala del tiempo geológico en una región determinada, por lo que arrojaría luz sobre el papel que ha jugado el territorio y la biodiversidad de organismos que existió durante ese tiempo.

“En Sonora hay diversos hallazgos, a nivel nacional, el Estado es uno donde se han encontrado registros más antiguos de estas evidencias de vida y es donde tenemos este mosaico de oportunidades para entender diferentes periodos de las eras… así como del planeta se mueve, también los organismos se van adaptando a las nuevas condiciones”, agregó.

Existen diferentes grupos y líneas de investigación, desde registros de maderas fósiles para el periodo cretácico, los cuales solamente se han encontrado en esta región, lo que ha resultado en plantas endémicas de la zona; también se están buscando técnicas de conservación para las huellas fósiles encontradas en el municipio de Fronteras así como estudios de elementos microscópicos del periodo paleozoico, que ayudaría a entender mejor la región durante este periodo.

La académica hizo el llamado atento a todos los interesados el tema a acercarse a buscar información y se nutran de la información disponible sobre el patrimonio paleontológico en Sonora que existe en la web, siendo esto posible a través de la página consejopaleontologia.inah.gob.mx.

De acuerdo al INAH, en la entidad existen vestigios fósiles precámbricos de estromatolitos, cianobacterias que desde hace 3 mil 500 millones de años fueron los primeros seres vivos en la Tierra, las cuales se han encontrado en el municipio de Caborca, como las denominadas Gamuza y Papalote, con una temporalidad de al menos mil 100 millones de años.

Fuente: El sol de Hermosillo.

 

 

COMPARTE