Los ministros de Exteriores de Alemania, Canadá, EU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido reafirmaron su compromiso de apoyar la soberanía y la integralidad territorial de Ucrania, incluido Crimea.

El G7 «no reconocerá nunca» las fronteras que Rusia quiere imponer por la fuerza en su guerra en Ucrania, afirmaron este sábado los ministros de Relaciones Exteriores del grupo, que reúne a las siete naciones más industrializadas del mundo.

No reconoceremos nunca las fronteras que Rusia intenta cambiar con su intervención militar», acordaron los ministros en una declaración difundida tras una reunión en Wangels, al norte de Alemania.
Prometieron mantener el compromiso de sus respectivos gobiernos de «apoyar la soberanía y la integralidad territorial de Ucrania, incluido Crimea».

La jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, cuyo país asume la presidencia del G7 este año, insistió en que Ucrania debía «decidir ella misma» sobre el asunto «porque es su territorio».

Apoyaremos las medidas (…) que tomará Ucrania para garantizar la libertad y la paz en el país», declaró Baerbock durante una rueda de prensa al finalizar la reunión.
Estas declaraciones se producen mientras arrecian los combates en la región del Donbás (este), controlada en parte desde 2014 por separatistas prorrusos y en la cual Moscú centra su ofensiva desde hace algunas semanas, pero sin realizar avances significativos.

Los ministros volvieron a pedir a Rusia que ponga «fin a la guerra que empezó sin provocación [por parte de Ucrania] y al sufrimiento trágico y las pérdidas de vida humanas que sigue provocando».

También pidieron a Bielorrusia que «deje de facilitar la intervención de Rusia y respete sus compromisos internacionales».

Los siete países (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) también condenaron «las amenazas irresponsables del uso de armas químicas, biológicas o nucleares» por parte del presidente ruso Vladimir Putin.

El G7 prometió «ampliar las sanciones» económicas hacia Moscú por su invasión de Ucrania a «sectores en los que Rusia es particularmente dependiente» y pidieron a China que «no socave» estas medidas punitivas.

Le pedimos a China que no ayude a Rusia en su guerra de agresión contra Ucrania, que no socave las sanciones impuestas a Rusia por su ataque contra la soberanía y la integridad territorial de Ucrania, que no justifique la acción de Rusia en Ucrania y que renuncie a la manipulación de la información, la desinformación y otras medidas para legitimar la guerra de agresión de Rusia contra Ucrania», según el comunicado final.

Fuente: Excelsior.

COMPARTE