En su “Estudio Económico de la OCDE sobre México”, el organismo internacional también calculó que el PIB mexicano creció 5.3% en 2021

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) rebajó la previsión de crecimiento de la economía de México a 2.3 por ciento para 2022 desde un pronóstico previo de 3.3 por ciento.

En su “Estudio Económico de la OCDE sobre México”, el organismo internacional también calculó que el producto interior bruto (PIB) mexicano creció 5.3 por ciento en 2021 tras una estimación anterior de 5.9 por ciento.

El secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, expuso que “hubo un repunte en la actividad económica sólido en la primera parte de 2021, pero se ha debilitado debido a restricciones de abastecimiento y nuevos brotes del virus”.

“Esperamos que el PIB de México crezca a una razón de 2.3 por ciento este año y 2.6 por ciento el siguiente año (2023)”, reiteró el funcionario de origen australiano al presentar el informe de manera virtual.
Estos pronósticos contrastan con las “Perspectivas Económicas de la OCDE” que la organización difundió en diciembre pasado, cuando estimaba para México un crecimiento de 5,9 por ciento para 2021, de 3,3 por ciento para 2022 y de 2.5 por ciento para 2023.

Además de más de 5.4 millones de casos de COVID-19 y más de 315 mil muertes, la quinta cifra más alta del mundo, la pandemia dejó una contracción histórica de 8.2 por ciento del PIB de México en 2020, por lo que el crecimiento de 2021 habría sido insuficiente.

Al igual que muchos países del mundo, México se vio muy afectado por la pandemia de COVID-19, pero la recuperación ya está realmente en marcha”, matizó Cormann.
La OCDE también anticipó un crecimiento de 2 por ciento en el consumo privado en México para 2022, además de incrementos de 6.5 por ciento en las exportaciones y de 6 por ciento en las importaciones.

La organización calculó que la tasa de desempleo se situará en 4 por ciento en el año, casi idéntica a la de 4.1 por ciento de 2021.

El secretario general del organismo enfatizó las afectaciones provocadas por la disrupción global de las cadenas de valor y la escasez de insumos sobre la manufactura mexicana, de la que dependen la mayoría de las exportaciones.

“Como en todos los demás países, en México el sector manufacturero se ha visto obstaculizado por algunos cuellos de botella de abastecimiento causados por la pandemia, pero esperamos que esto gradualmente empiece a desaparecer”, previó.

Fuente: EFE.

COMPARTE