Para garantizar el suministro de agua potable que permita realizar las actividades diarias de higiene como parte del combate contra el COVID-19, se reparó una línea de conducción de 4 pulgadas en la calle Sonora y Bordo Prieto.

COMPARTE