Tras la detección de niveles superiores de arsénico en sus productos, la compañía Keurig Dr Pepper, propietaria de Peñafiel, informó que suspendió temporalmente la producción de agua mineral con y sin sabor para colocar filtros mejorados, aunque siguen embotellando otros productos.

El área de comunicación en Estados Unidos indicó que el arsénico es un elemento natural atribuible a la actividad agrícola e industrial, que puede encontrarse en el aire, agua, suelo y en muchos de los alimentos, que según expertos independientes no representa un riesgo para la salud o la seguridad de los consumidores en los niveles actuales.

Sin embargo, la compañía expuso que a fin de garantizar la calidad de sus productos, suspendió de manera temporal la producción de agua mineral sin sabor en las dos instalaciones en Tehuacán y Tlajomulco, en México, en las cuales casi ha completado la instalación de sistemas de filtración mejorados que reducirán los niveles de arsénico.

Por otra parte, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó a Notimex que tendría listo en los próximos días los resultados de laboratorio sobre la supuesta presencia de altos niveles de arsénico en el agua de Peñafiel.

COMPARTE