Desde la cancelación del contrato, no se sabe en qué estatus se encuentra la PTAR; la situación legal de esta planta tampoco se conoce

Es importante que las autoridades encargadas de la operación de la Planta Tratadora de Aguas Residuales (PTAR), esclarezcan la situación actual de la planta, pues los detalles son un misterio para todos.

Leticia Valenzuela Sánchez, ingeniera química y maestra de Ciencias especializada en Aguas Residuales y Gestión Ambiental declaró que Hermosillo cuenta con la PTAR y los ciudadanos pagan una cuota por la extracción, traslado, manejo y saneamiento del líquido vital.

“El agua se trata normalmente para mejorar su calidad, el agua se usa, se consume, se ensucia, se contamina y va y se descarga al alcantarillado público y tiene como destino final a descargar a la Planta Tratadora de Aguas Residuales”, apuntó.

Una vez ahí, el agua pasa por ciertas etapas de tratamiento que mejoran su calidad para poder ser descargada a un cuerpo receptor de la nación, ya sea canales, ríos o reutilizarla.

Esta planta surgió como una necesidad de atender una problemática no solo social, sino ambiental, de salud y económica para potenciar esas oportunidades que siempre hay al momento de reusarla.

A decir de la especialista, el agua puede volver a usarse en áreas verdes o intercambiar la tratada con los agricultores para que se utilice en riego, en lugar de agarrar la limpia de los pozos.

“También para ciertos usos industriales o comerciales, que se les pueda regresar el agua ya tratada al sector industrial también es un área de oportunidad muy grande, pero el asunto es que no se está cumpliendo”, dijo.

Además, agregó que el funcionamiento de la PTAR es un misterio para todos, pues lo que se sabe es que existe una planta de tratamiento de aguas residuales en la ciudad, pero en el 2021, el Ayuntamiento a través Agua de Hermosillo, anunció una rescisión del contrato con la empresa que operaba la planta y las autoridades señalaron algunos incumplimientos de diversas cláusulas, por lo que indicaron que sería el organismo operador del agua quien se encargaría de su operación y mantenimiento.

“Es ahora cuando deberíamos de tener muy de cerca el pedir información sobre la planta tratadora, porque no sabemos realmente si el personal o el recurso humano interno de Aguah está capacitado lo suficiente técnicamente hablando para operar una planta tratadora de agua, que no es poca cosa”, detalló.

Esto involucra una especialidad bastante rígida y formada por parte del personal, mencionó, no solo para operarla, sino para hacerla funcionar con los estándares deseados u óptimos y dar el mantenimiento correspondiente.

“Se debería de transparentar esta información de todo, desde los volúmenes que ingresan a la planta, ya está solicitada la información, pero realmente no se logra tener una respuesta precisa, ¿de dónde proviene ese volumen de agua que entra a la planta? No solamente es de los ciudadanos usuarios, también viene del sector industrial”, manifestó.

La especialista agregó que se desconoce cómo está compuesto el volumen, es decir, porcentaje doméstico, comercial, industrial, la calidad del vital líquido, qué porcentaje es tratado, descargado y reutilizando, nada de eso se sabe hasta el momento.

Es urgente revisar la reutilización del agua, resaltó Valenzuela Sánchez, sobre todo, ante un panorama tan crítico como lo es la escasez del recurso hídrico en todo el Estado de Sonora debido a la sequía, por lo que es importante voltear a ver las opciones para aprovechar el agua que estamos consumiendo para dejar que el acuífero equilibre su nivel.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE