Casi 8 años han pasado del peor derrame ambiental en la industria minera y la pesadilla continúa para los más de 22 mil habitantes de los ocho municipios sobre los ríos Sonora y Bacanuchi

Cajeme, Sonora.- El derrame de 40 millones de litros de una solución de sulfato de cobre acidulado provocado por Buenavista del Cobre (Grupo México) propiedad de Germán Larrea Mota Velasco es una mancha que no se borra. Hoy está confirmado que los afectados por el derrame, de todos los municipios de Sonora, presentan una alta exposición a plomo en sangre y orina.

A esta tragedia se le suma el gravísimo daño ambiental. La alta presencia de metales, la cual se intensifica en temporada de calor, provoca que la gran diversidad de especies se vea reducida ocasionando que los cultivos de la región sean más propensos a plagas.

VIVEN CONTAMINADOS
El pasado 8 de abril el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) y la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Sonora (Coesprisson) informaron a los Comités de Cuenca del Río Sonora de los resultados.

Se determinó que existe una exposición homogénea y constante a plomo en más del 95 por ciento de la población, a arsénico en más del 50 por ciento y en cadmio en más del 79 por ciento.

En sangre se reportó exposición positiva y elevada a plomo en porcentajes que van del 58 al 90 por ciento de la población, exposición a cadmio en porcentajes del 17 al 59 por ciento y manganeso entre 18 y 50 por ciento.

La presencia de plomo en orina y sangre indica una exposición reciente y crónica, según los estudios, lo que deja en evidencia que actualmente la contaminación del agua continúa. Es decir, la población vive, come y respira en un medio ambiente contaminado.

Los estudios también confirman el daño al medio ambiente, que, a casi 8 años del derrame, no deja que los pequeños productores de la región salgan bien librados con sus siembras pues el desbalance ecológico ha propiciado plagas.

El Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (Inecc) encontró en Bacoachi altos valores de mercurio en el aire durante el mes de febrero, un metal sensible a la temperatura y que se eleva con calor.

También confirmó, con un muestreo de insectos, que debido a que la minería aumenta la presencia de metales como el aluminio, el manganeso, el cobalto y el níquel se han reducido especies, afectando a la polinización.

Estos daños se calculan en una afectación económica de 4 mil millones de pesos en la región para el 2022, según el Inecc, casi mil millones de pesos más de lo estimado en 2014.

DEBE SER UN ANÁLISIS MÁS DETALLADO
Para el investigador de la Universidad de Sonora (Unison) Héctor Duarte Tagles a los habitantes del Río Sonora no sólo se les debería de realizar estudios en sangre y orina sino que también en los huesos, pues así se tendría un panorama completo de la exposición crónica.

La intoxicación es crónica. No midieron hueso, de seguro en hueso van a encontrar también plomo y problemas que han tenido de osteoporosis y relacionados con diabetes que está asociado al arsénico o alta presión con el plomo o anemia crónica con el plomo”.
Duarte Tagles explica para TRIBUNA que la presencia de metales pesados en el agua, como en el caso del Río Sonora, ha provocado gravemente la aparición de enfermedades crónico degenerativas muchas de ellas vinculadas a la exposición de ese tipo de sustancias tóxicas.

Por otro lado, Duarte Tagles señala que es necesario que la minera se enfoque en el reciclaje y reutilización de todos los metales que están dispersos, especialmente los tóxicos, pues esta es una técnica que aplicaron al menos con el cobre.

En el caso del Río Sonora pues el cobre es el que se encontró el primer semestre inmediatamente después del derrame pero ya después ya no se encontró, y esto es obvio pues porque es el cobre el que quieren recuperar, también deberían comprometerse a recuperar los otros metales que son tóxicos”.

CONAGUA, DESESTIMA PROBLEMA
En su pasada visita al estado el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez Santoyo, explicó se toman muestras periódicas de la calidad del agua, pero negó que se haya detectado la presencia de ese tipo de contaminantes.

No se detecta la presencia de ese tipo de contaminantes pero sí se detectan en unas zonas otro tipo de contaminantes, lo que estamos haciendo particularmente en Cananea es la revisión de los pozos que abastecen a la población”.
Además dijo que donde se encuentra una cantidad mayor de metales se ha estado trabajando con las potabilizadoras, sin embargo, de las seis plantas que existen sólo dos funcionan y de manera intermitente.

Por último, Martínez Santoyo, le dijo a uno de los pobladores del Río Sonora (quien lo cuestionó con sus análisis en mano) que le gustaría analizar el agua que se consume en su casa, pues él (Martínez Santoyo) esperaría que está (el agua) no presente contaminación.

Esto, para Ramón Miranda, uno de los integrantes de los Comités de Cuenca del Río Sonora es una declaración desafortunada. “No sabemos quién le informé a él, lo que él dice nosotros se los podemos refutar con datos”, dijo a TRIBUNA.

“Conagua es la única dependencia federal que ha minimizado, en la actualidad, el problema del Río Sonora. Hemos tenido al secretario de Salud, al IMTA, a Semarnat que nos hablan de resultados diferentes y reconocen la problemática”.

“Con base a esa declaración que dio, vamos a exigir que él también esté presente en estos diálogos que tenemos, nos falta que nos dé la cara a nosotros. Lo que nos interesa a nosotros es que la Secretaría de Salud reconoció los resultados alarmantes”.

PROMETEN ATENDER SU SALUD
La promesa de la Secretaría de Salud es realizar los estudios a los más de 22 mil habitantes del Río Sonora, será una próxima reunión el 6 de mayo cuando se le dé seguimiento de cómo serán canalizados (los habitantes que ya tienen sus análisis) para los tratamientos de salud que deberán recibir.

Ramón Miranda dice que estos deberán ser médicos toxicólogos, “van a implementar aquí en el Río Sonora una nueva forma de medicina, la telemedicina, van a adecuar todos los centros de salud, algunos doctores estarán fijos y otros irán a las comunidades alejadas”.

Aunque la minera Grupo México sabe y conoce los resultados guarda silencio en torno al tema y no ha compartido algún posicionamiento.

Fuente: Tribuna.

COMPARTE