Al no sancionar en consecuencia y con base a lo estipulado en el Artículo 65 de la Ley de Administración Municipal y Buen Gobierno, sobre el tema de los regidores faltistas, el alcalde Sergio Pablo Mariscal podría estar incurriendo en una ilegalidad, expresó el Regidor Rosendo Arrayales.

Luego de que no dictaminó o emitió alguna postura en la pasada sesión de cabildo, el regidor dijo que el mandatario tendrá que realizarlo, por lo que espera que esto no se quede así y realmente se sancione o amoneste a los regidores faltistas.

“Aquí la actuación debe ser basada en el dictamen que la comisión le entregó, aunque este está mal hecho; por eso era la propuesta de crear otra comisión especial externa, porque este trabajo no tiene imparcialidad y menos credibilidad”, expuso.

Ha pasado más del mes y no se ha dictaminado, señaló, pero si el Alcalde piensa que no se puede castigar por el incumplimiento de un reglamento, está equivocado, agregó.

COMPARTE