El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó que la noche del pasado martes por primera vez en su historia”, cerrarían las 472 estaciones del Metro para desinfectar los vagones cuatro horas durante la madrugada, mientras dure la crisis por COVID-19.

Por su parte, la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) detalló que se desplegaron 300 autobuses de 61 rutas, para transportar a los aproximadamente 11 mil usuarios que usan el servicio de 01:00 a 05:00 h, horario en que el servicio fue suspendido.

Patrick Foye, presidente de la MTA, dijo que se creó un sistema alternativo de transporte, que mediante el uso de vehículos particulares, pretendía llevar a los “trabajadores esenciales” para el combate de la pandemia desde sus casas a sus trabajos.

Destacó que la medida tiene como finalidad evitar los contagios de miles de trabajadores que diariamente usan este transporte durante la madrugada, representando el 2 por ciento del total de los usuarios que diariamente usan este servicio.

COMPARTE