En caso de que las personas requieran mayor tiempo para digerir los pagos de sus créditos, tendrán que dirigirse nuevamente a su institución financiera para pedir una prórroga de dos meses más

 

El periodo de gracia que otorgaron los bancos a los clientes que solicitaron diferir el cobro de préstamos, créditos hipotecarios o automotriz, por la emergencia sanitaria de COVID-19, vencerá el próximo mes de julio, indicó Blanca Alicia Rosas López.

La titular de la Unidad de Atención a Usuarios BA9 de Condusef en Sonora, dijo que, en caso de que las personas requieran mayor tiempo para digerir los pagos de sus créditos, tendrán que dirigirse nuevamente a su institución financiera para pedir una prórroga de dos meses más.

“La regla general sería de cuatro meses con la posibilidad de que se incrementara por dos meses más, pero hay que recordar que esto no es algo obligatorio, los bancos no estaban obligados a otorgar ese plazo de gracia, entonces si hay personas que solicitaron antes de abril esa prórroga y está por vencer, es necesario que se comunique nuevamente con el banco”.

Quienes sí continuaron pagando sus créditos y obligaciones financieras en curso y suspendieron los pagos después de abril, también pueden en este periodo solicitar los plazos de gracia en caso de que ya no tengan posibilidad de seguir al corriente con las mensualidades por las complicaciones económicas a causa de la crisis por la pandemia.

 

Fuente: uniradionoticias

COMPARTE