Bulmaro Pacheco destacó que Pavlovich Arellano nunca aclaró los rumores sobre su posible cargo, y que cuando se confirmó se generó indignación y repudio

El repudio de los integrantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue evidente luego del nombramiento de la ex gobernadora del Estado, Claudia Pavlovich Arellano, como cónsul de México en Barcelona, sostuvo Bulmaro Pacheco.

El politólogo y priísta, destacó que Pavlovich Arellano nunca aclaró los rumores sobre su posible cargo, y que cuando se confirmó sólo generó indignación y repudio hacia la militante priísta por su decisión.

“Fue un gesto de agresividad, dígamoslo, hacia los priístas que no esperaban un comportamiento de esta manera de quien le debe todo al PRI, desde sus diputaciones locales hasta la gubernatura”, señaló el analista político.

Bulmaro Pacheco mencionó que es una decisión que deja muy mal sabor de boca, ya que, pese a que Claudia Pavlovich es libre de escoger el trabajo, lo cierto es que no deja de pertenecer a la historia de Sonora así como del PRI.

En cuanto a su expulsión del partido al que milita, es incierto, agregó Bulmaro Pacheco, sin embargo, destacó que le corresponde al comité nacional armar el expediente y proceder correspondientemente al Artículo 61 fracción 11.

“En relación a los militantes del PRI que aceptan una invitación a trabajar de un gobierno de otro partido, eso le corresponde al comité nacional, pero en cuanto al nombramiento, sí ha causado mucho repudio entre los priístas de Sonora, básicamente”, puntualizó.

Por último, el politólogo señaló que la asignación del puesto a Pavlovich corresponde a una estrategia para dividir a la oposición.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE