Tres de sus trabajadores perdieron la vida al llevar a cabo labores de mantenimiento el pasado 15 de febrero, en el municipio de Santa Ana

Después de la inspección extraordinaria que la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPC) realizó en la Mina San Francisco, ubicada en Santa Ana, se decidió suspender su operación a la empresa debido a diversas faltas a los lineamientos de seguridad.

Luego del incidente en la minera, donde tres de sus trabajadores perdieron la vida al llevar a cabo labores de mantenimiento el pasado 15 de febrero, personal de la zona norte de la CEPC acudió a atender la emergencia.

De tal forma, se coordinaron acciones con brigadistas de la misa empresa y Bomberos de Santa Ana para rescatar los restos de los tres empleados que fallecieron debido al incidente.

Derivado de esto, la Dirección de Inspección y Vigilancia de la CEPC acudió a sus instalaciones para realizar una inspección extraordinaria en la minera para encontrar posibles faltas a los protocolos y programas internos de seguridad.

De tal forma, se detectaron múltiples omisiones, las cuales fueron señaladas a la empresa y ameritan la suspensión de la minera hasta que cumpla con todas las observaciones realizadas por elementos Inspección y Vigilancia.

En ese sentido, la CEPC aseguró que seguirá manteniendo inspecciones en todas las empresas mineras de Sonora para verificar que se cumplan los protocolos y programas internos, marcados por la ley, para evitar que esta situación se repita.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE