“Que los delincuentes tengan claro que  no bajaremos la guardia”, afirma el secretario de Seguridad Pública del Estado, David Anaya Cooley.

A través de un comunicado expresó su solidaridad, pésame y oraciones para las familias de sus compañeros, elementos de la PESP caídos en el cumplimiento de su deber.

“Esta cobarde agresión de ninguna manera va a intimidarnos ni desalentar  nuestro trabajo en pro de la seguridad”, asegura.

Los sonorenses pueden tener la seguridad que la delincuencia y el crimen organizado no intimidarán a las instituciones encargadas de garantizar y salvaguardar la paz y tranquilidad en Sonora.

En honor a su memoria seguirán más fuertes más unidos, añade. “El dolor y la indignación de perder a dos compañeros muy queridos en la corporación, refuerzan nuestro compromiso con la justicia”, externa.

Añade que coadyuvarán con las investigaciones para que los arteros ataques no queden impunes.

“Hoy más que nunca asumimos el compromiso de redoblar los esfuerzos para asegurar la paz y la seguridad de los sonorenses”.

“Esto continuará siendo una lucha sin descanso”, advierte, “somos más las personas buenas que los delincuentes y haremos que sobresalga la justicia ante todo”.

No se descansará hasta hacer justicia a los dos elementos de la Policía Estatal de Seguridad Pública asesinados la noche del domingo en Sonoyta, afirmó el titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

 

 

GobiernodelEstado.

COMPARTE