La actividad no solo genera un impacto negativo en el medio ambiente por la contaminación que deja, sino también directamente en la salud de las personas

CIUDAD OBREGÓN.- Asma, bronquitis, alergias, faringitis, dificultad para respirar y hasta neumonía son algunas de las enfermedades respiratorias que muestran un incremento durante las temporadas de quema de gavilla en el Valle del Yaqui, comentó Teodoro Bojorquez Duran.

El médico general, señaló que esta actividad no solo genera un impacto negativo en el medio ambiente por la contaminación que deja, sino también directamente en la salud de las personas, sobre todo las que viven cerca de los campos agrícolas.

Es notorio año con año como con las trillas y la quema de gavilla empieza, también a arribar a consulta personas con diversas afecciones alérgicas por esta práctica tan común en el Valle del Yaqui”, indicó.
Comentó que hinchazón de ojos, picazón o irritación de la boca o la garganta, urticaria, sarpullido que provoca picazón y congestión nasal, todos juntos, o solo algunos, son los síntomas de la presencia de partículas de quema en el aire.

Por todo el mal que causa a la población, mencionó, la Asociación de Profesionistas y Ciudadanos, de la que forma parte, enviará nuevamente una propuesta al Congreso de la Unión que considera la quema de gavilla como delito federal y se castigue como debe.

Añadió que como las dependencias municipales no atienden esta problemática como es debido para erradicarla, debe la Procuraduría y Fiscalía General de la República quien se encargue de investigar los casos que se registren.

Fuente: El Imparcial.

COMPARTE