La Canirac advirtió que de continuar la tendencia al alza en casos de COVID-19 desaparecerían 300 mil empleos en sector restaurantero

 

Cerca de 122 mil restaurantes cerrarían de forma definitiva y 300 mil empleos desaparecerían si las condiciones sanitarias “siguen como hasta ahora”, advirtió este miércoles la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac).

Ante los rebrotes de COVID-19 en México, la Canirac afirmó en un comunicado que un nuevo cierre de establecimientos “sería catastrófico para miles de familias del sector”, que hasta ahora ha perdido 90  mil negocios.

“Ciudad de México ha informado que ante el cambio de tendencias en el número de hospitalizaciones por COVID-19 podrían tomar medidas preventivas que implicarían cierres parciales en algunos sectores. Sin embargo, cualquier retroceso en la capital del país sería catastrófico”, indicó.

El comunicado se difunde en medio de la alerta de la Secretaría de Salud (SSa) por un posible repunte de contagios en al menos ocho estados del país en medio de la temporada de frío y tras la relajación de medidas de distanciamiento.

Los restaurantes “hacen un llamado a la población así como a pequeños, medianos y grandes empresarios a no bajar la guardia ante la crisis sanitaria, para evitar un rebrote que obligue a que el Gobierno de la Ciudad de México aplique nuevamente medidas restrictivas.

La industria restaurantera aporta 15.3 por ciento del PIB turístico de México y 1.3 por ciento del PIB nacional, según la Secretaría de Turismo federal.

Además, la agrupación destacó las declaraciones del presidente, Andrés Manuel López Obrador, quien negó esta semana que “exista un repunte de casos”, pese a las declaraciones de su propio secretario de Salud, Jorge Alcocer.

Con información de EFE

COMPARTE