REPITE TELEMAX ESQUEMA DE ‘LA ESTAFA MAESTRA’ EN 2017: AUDITORÍA

En 2017, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó de nueva cuenta la participación de Telemax en presuntos desvíos de recursos federales distribuidos en cuentas de empresas fantasmas, en el esquema denominado ‘La Estafa Maestra’.

De acuerdo al Informe de la Cuenta Pública 2017 de la ASF, Televisora de Hermosillo S.A. de C.V., recibió un remanente de 40 millones de pesos del convenio que firmó el 19 de abril de 2016 con la Secretaría Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu). Ese recurso se pagó con el presupuesto del 2017.

El convenio contemplaba “la elaboración del diseño y edición de material en audio, en video y gráfico de comunicación social; evaluación sobre hábitos de consumo de medio y aplicación de sondeos de opinión para medir el posicionamiento de satisfacción e impacto de los programas y acciones relacionadas con la Sedatu y las entidades paraestatales sectorizadas”.

De los 40 millones, Telemax sólo pre sentó evidencia del pago de 18 millones 335 mil 1 pesos, que fueron transferidos a las empresas Publicidad Natnit S.A. de C.V., y a CITDOC S.A. de C.V., que fueron subcontratadas para prestar los servicios, y éstas a su vez subcontrataron a dos empresas fantasmas.

En abril de 2017, la televisora transfirió a Publicidad Natnit S.A. de C.V, seis millones 775 mil nueve pesos para que realizara los trabajos encargados por Sedatu. Pero la empresa, que según la auditoría fue constituida en 2015 en el Estado de México y que no tenía trabajadores en 2017, transfirió la totalidad del recurso recibido de Telemax, más un monto incluido en su cuenta (en total fueron siete millones 318 mil ocho pesos) a Servicios Myla S.A. de C.V. (que presentó su declaración del 2017 en ceros ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y que no tenía ningún trabajador registrado), la que distribuyó a su vez todo el dinero a ocho cuentas (seis de personas físicas y dos morales).

La auditoría detectó que ninguna de las empresas subcontratadas por Telemax, ni las otras empresas a las que les fue transferido el recurso federal tuvieron injerencia en los trabajos, y no tenían experiencia en el área para que la que fueron contratadas, y fueron decretadas como “empresas fantasma”, ya que en el domicilio fiscal no se encontraron evidencias de que ahí operaban, ni contaban con trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En octubre de 2018, la ASF denunció penalmente ante la Procuraduría General de la República (Hoy Fiscalía General de la República) a Telemax por participar en el esquema de desvíos de recursos de La Estafa Maestra.

 

 

 

Fuente: uniradionoticias.

COMPARTE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here