A pesar de que este Día de las Madres las tiendas de ropa y zapaterías se mantuvieron cerradas, los comercios esenciales que se encuentran laborando al interior del Mercajeme registraron un incremento en las ventas de carnes e insumos para la preparación de alimentos de hasta un 50 por ciento.

Luis Soto, administrador del Mercajeme, señaló que entre el 7 y 9 de mayo el flujo de clientes aumentó, ya que los días previos al 10 las personas acudieron a adquirir los ingredientes para la comida de la celebración, lo que representó un respiro ante la mala racha que se vive por la emergencia sanitaria.

Mencionó que en años anteriores los días buenos de venta son los previos a la celebración, ya que la mayoría de los clientes preparan sus compras con anticipación.

Asimismo, indicó que ante la reactivación de comercios después del 18 de mayo, aún se desconoce que giros son los que podrán abrir de nueva cuenta, motivo por el cual el Mercajeme continuará cerrado al 60 por ciento.

“Nosotros quisiéramos que el anuncio fuera más específico, no han dicho que giros y los compañeros quieren abrir, pero vamos a esperar que especifique bien el Gobierno del Estado”, agregó.

COMPARTE