El secretario de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, informó que hay 8 internos hospitalizados, pero ninguno «está en riesgo de vida». Además, indicó que se detectaron al menos cinco grupos de extorsionadores.

El secretario de Seguridad de Nuevo León, Aldo Fasci Zuazua, informó que la riña en el penal de Apodaca dejó 56 lesionados y afirmó que «la situación está controlada, pero estamos en alerta».  De acuerdo con el funcionario, tras los disturbios se identificaron cinco grupos extorsionadores. Detalló que ocho lesionados siguen en hospitalización, pero sin gravedad. Además, aseguró que durante la riña no hubo armas.

«No había armas, todas las lesiones se deben a golpes, incluso las lesiones en la cabeza fueron con objetos, piedras y algunos contra el suelo, eso es lo que sucedo, fue a mano limpia, no había ningún objeto punzocortante ni mucho menos armas de fuego», detalló.

Detectan al menos 5 grupos de extorsionadores En conferencia, informó que se detectaron al menos cinco grupos de extorsionadores y aseveró que se cancelaron las visitas en el módulo de los disturbios, pero que en el centro dos y tres ya se reanudaron.

«Son varios grupos de extorsionadores, en cada módulo había uno. Ayer fue una extorsión entre extorsionados y extorsionadores, afortunadamente no paso a más. Por lo menos hay cinco grupos de extorsionadores», dijo. De acuerdo con el secretario, la riña comenzó entre dos internos por 70 pesos y para incitar a los demás se juntó un grupo a tratar de agredir a otro grupo de extorsionadores, «entonces empezaron las agresiones, pero la excusa fue esa».

¿Qué provocó la riña?

Una riña entre reos se registró al interior del Centro de Reinserción Social de Apodaca, en Nuevo León, la tarde de este viernes 7 de enero. Fuerza Civil y elementos del Ejército se movilizaron hasta el penal de Apodaca, ubicado en el entronque de la carretera Laredo–Salinas Victoria. Se informó que la riña se dio entre reos de los módulos 3 y 4, presuntamente por el control del penal.

Cae reja en penal de Apodaca

Ante la riña en el penal de Apodaca, familiares de los reos acudieron al lugar por información. Sin embargo, comenzaron a protestar bloqueando las calles al exterior del edificio.  En medio de la trifulca entre policías y familiares, una de las rejas de seguridad cayó sobre los familiares y camarógrafos que se encontraban al exterior.

Fuente: Milenio.

COMPARTE