Misiles o cohetes de largo alcance golpearon la ciudad ucraniana durante la noche del lunes sin que hasta el momento se reporten víctimas

Varios bombardeos se registraron la noche del lunes al martes en Kramatorsk, ciudad en el este de Ucrania que está aún bajo control de Kiev aunque se ve amenazada por una ofensiva de envergadura de las tropas rusas.

Según un periodista, los disparos, probablemente misiles o cohetes de largo alcance, destruyeron una escuela en el centro de la localidad, vecina a un edificio que es sede de la policía.

De madrugada, un cráter humeante de más de 10 metros de diámetro era visible en el patio del colegio, prácticamente en ruinas.

Los habitantes del vecindario afirmaron que no había habido víctimas ya que la escuela estaba vacía y no hay por el momento ningún balance oficial.

Desde que Rusia retiró sus tropas de las regiones de Kiev y del centro-norte del país y anunció que «concentraba sus esfuerzos en la liberación del Donbás», en el este de Ucrania, esta zona vive con la angustia de una gran ofensiva rusa.

Temen gran ofensiva rusa

El gobierno ucraniano teme que la situación en la zona se agrave.

Las fuerzas armadas ucranianas están desplegadas desde 2014 en una línea de frente que bordea Donetsk y Lugansk, capitales de estas dos ‘repúblicas’ separatistas prorrusas del mismo nombre y llega hasta Izium, en el noroeste, recientemente conquistada por Ucrania.

Kramatorsk, capital regional de facto desde octubre de 2014 de este territorio que aún está bajo control de Kiev en el este del país se sitúa en el centro de esta zona y estaría prácticamente rodeada.

Miles de personas huyeron de la ciudad estos días por miedo a verse totalmente atrapadas.

Según la compañía ferroviaria ucraniana, 3 mil 100 personas fueron evacuadas el lunes, pero los trenes estaban interrumpidos el martes debido a los bombardeos.

Fuente: Excelsior.

COMPARTE