Luego de un decremento importante en sus actividades, dicho sector se encuentra en una reactivación en medio de un problema inflacionario

Durante los primeros dos años de la pandemia por el Covid-19 se registró una importante disminución en las actividades de la construcción en Sonora, ya que además de la poca oferta de insumos, estos tuvieron un incremento en su valor de hasta el 20%.

La Encuesta Nacional de Empresas Constructoras (ENEC) revela que para finales de 2019 Sonora era la séptima entidad con mayor valor de producción del país, con una participación del 5.7%.

Hoy en día, pese a que la economía se encuentra en reactivación y se tienen varios proyectos en puerta, el sector constructor de Sonora representa el 4.1% de participación a nivel nacional, cayendo en la novena posición.

El presidente del Colegio de Arquitectos en Hermosillo, Rogelio Cota Estévez señaló que a dos años de la contingencia sanitaria el sector se está enfrentando al aumento de valor de los materiales, cosa que ha provocado en algunos casos la falta de interés para la inversión.

“Los precios de insumos que son los principales de obras han aumentado hasta un 20%, eso pega muchísimo porque inhibe mucho la construcción o la decisión de construir de muchas personas que quieren invertir, o bien, también está generando mayor ajuste a la gente que cotiza, que concursa obras”, manifestó.

Materias primas como lo es el acero han duplicado sus precios de noviembre a la fecha, mientras que el valor del cemento en lo que va del año ha tenido un incremento entre 10% y un 14%.

El asfalto que es muy utilizado para la creación y rehabilitación de avenidas y carreteras ha tenido meses en el que su valor se dispara hasta un 15%.

Otros materiales como el aluminio, que se utiliza para la cancelería y ventanas también tuvieron un impacto en su valor, al igual que el hielo seco y otros insumos complementarios para la construcción.

“Por decir algo, si el costo por metro cuadrado de una vivienda nivel medio hace no mucho podría estar en 10 mil, ahora estamos hablando de 13 mil aproximadamente y así se va subiendo en todos los rubros, especialmente el acero es lo que ha representado mayor aumento”, apuntó.

Este incremento de precios son atribuibles primeramente a la pandemia, pues se está queriendo construir lo que en ese periodo no se construyó, generando una alta demanda para un mercado limitado y encarecido, esto último por el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Tipo de obras
La ENEC que es realizada por el Inegi detalla que Sonora aporta el 3.4% de las edificaciones realizadas en el país, el 9% en trabajos de agua, riego y saneamiento, el 0.7% en obras de electricidad y telecomunicaciones.

Además en el tema de obras relacionadas a transporte y urbanización aporta al país un 2.8%, en petróleo y petroquímica tan sólo un 0.1%, mientras que en otro tipo de construcciones llega hasta un 12.5%.

Por su parte, Cota Estévez dijo que en Sonora se destaca mucho el tema de arquitectura residencial, ya sea en la construcción de nuevas viviendas o ampliaciones. Además de que otras intervenciones importantes son las que se hacen en el sector industrial.

“También hay otros en lo comercial, hay bastante movimiento. Desde hace 15 años estamos llenos de plazas, por lo general son el tipo de inversión más común que hay, sin duda también hay un auge en el tema de departamentos”, aseveró.

Por último, el arquitecto mencionó que el panorama para lo que resta del año es alentador, sobre todo en el rubro de obra pública, pues el Gobierno del Estado ha anunciado inversiones importantes, como la modernización del puerto de Guaymas y la carretera hacia Chihuahua.

Fuente: El Sol de Hermosillo.

COMPARTE