Un grupo de agentes de la Policía Municipal, fueron desarmados por la Guardia Nacional, al portar armas de fuego particulares y también les recogieron sus credenciales, en la colonia Beltrones.

El incidente estuvo a punto de tomar tintes graves, debido a que los agentes de primer momento se rehusaron a entregar las pistolas que traían.

Trascendió, según testigos oculares, que estos hechos se registraron poco después de las 17:30 horas de este martes, en bulevar Almendro entre bulevar de la Rivera y Rododendro.

De momento, se estableció que dos de los 3 policías que fueron desarmados se apellidan López, una mujer con el apelativo de Soto y otros dos más de apellidos Rodríguez y Chávez.

Abordaban una vagoneta Jeep Patriot y un pick up Ford Lobo, cuatro puertas, ambos vehículos de color blanco.

Fueron interceptados por marinos de la Guardia Nacional, tras detectarlos en actitud sospechosa en la colonia Beltrones.

Al ver que se encontraban armados los obligaron a bajar de los carros que supuestamente son “oficiales”.

Se identificaron como policías pero no las armas que portaban, ya que al parecer son particulares.

Por este motivo fueron desarmados y se les recogieron sus gafetes de identificación.

Al advertir que serían detenidos y turnados ante las instancias correspondientes, uno de ellos que dijo ser “Comandante en la policia municipal” se mostró muy por demás grosero, con los miembros de las fuerzas militares

Argumentó que ellos andaban trabajando en una “investigación” negándose por cerca de 15 minutos a bajarse de la unidad, creciendo el ambiente de tensión

Además los elementos municipales refirieron que los marinos están utilizando patrullas de la Policía Municipal, refiriendo textualmente “los estamos manteniendo”

Testigos de este episodio, lamentaron que se permita este tipo de situaciones que evidentemente se encuentran al margen de la ley

Al momento se desconoce si los oficiales fueron turnados al ministerio público federal o a la fiscalía de justicia del estado de Sonora

COMPARTE