La fémina sufrió afectaciones a su salud, además de problemas psicológicos por el fallecimiento de su bebé a los 22 días de nacido

Una joven de 20 años que dio a luz por medio de cesárea a un bebé, tuvo que ser intervenida nuevamente después de 6 meses debido a que empezó a presentar fuertes cuadros de infección.

Primero enfermó de neumonía y los galenos no encontraban una explicación para este y otros padecimientos hasta que le realizaron estudios y descubrieron que dentro de su vientre se encontraban alojadas unas pinzas de 20 centímetros de largo que fueron olvidadas durante la cesárea.

El hecho ocurrió en el hospital Delfina Torres, de Esmeraldas, Ecuador y además de los problemas que tuvo que enfrentar por la infección causada por el instrumento quirúrgico, la joven madre sufrió la más dolorosa de las penas, pues su bebé perdió la vida 22 días después de nacer.

Debido a estos amargos episodios la joven Lesly “N”. externó que no planea volver a embarazarse por la afectación emocional que ha sufrido tanto por lo doloroso que ha sido la recuperación por la negligencia médica como por la pérdida de su pequeño.

“Es un dolor que ningún otro hijo va a reemplazar; muchas veces por todos los problemas que yo tengo, a veces ni quiero tener más hijos porque no sé si me pasará lo mismo otra vez”, comentó.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE