La contradicción entre el video de López Obrador, compartido el 22 de marzo, y la petición de López-Gatell en esos mismos días, fue una de las primeras de varias en los discursos entre el mandatario y el portavoz del Covid-19 en México.

 

Sentado en la mesa de un restaurante, un domingo de marzo, el presidente Andrés Manuel López Obrador exhortó a los mexicanos a no dejar de salir en familia, pues el País todavía se encontraba en la primera fase de la epidemia de Covid-19.

Apenas unos días antes el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, había empezado a insistir en una solicitud que repetiría durante las siguientes semanas: Quédate en casa.

A partir del lunes 1 de junio, ya en la “nueva normalidad”, el mandatario Federal inició una gira de una semana por Quintana Roo, Yucatán, Campeche y Chiapas. El mandatario anunció la visita a estos estados aun cuando Hugo López-Gatell había señalado días antes que estaba por confirmarse.

En una entrevista para El Universal, el funcionario López Gatell admitió que la pandemia no se ha domado “ni en México ni en el mundo”, pero atribuyó las palabras de López Obrador a un éxito en las medidas de mitigación aplicadas por el Gobierno.

El lunes, el mandatario federal inició una visita a los estados de Veracruz, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo y Morelos. Y en su conferencia diaria, reiteró su convicción de que la parte más riesgosa ya pasó.

“El Gobierno federal tiene un sentido diferente al que tenemos en Sonora, pero cada quien está haciendo lo posible, aunque sería mejor que hubiera una sola mesa para caminar en la misma dirección”, declaró Gabriel Zepeda Vázquez, presidente de Canacintra Hermosillo.

Hermosillenses entrevistados afirmaron creerle más a López-Gatell que a alguna otra autoridad.

 

Fuente: elimparcial

COMPARTE