La producción del cañamo derivado de la cannabis, el cual no produce la sustancia psicoactiva, es una solución a la economía, genera empleos ya que es utilizado en fibras, papel, así como en usos medicinales
La producción de cannabis para uso medicinal y textil es la solución económica y de salud para los sonorenses, y para esta actividad, es necesario usar semillas endémicas, no importarlas de otro país, asegura Manuel Lugo Mendoza.

Recordó que desde el 4 de noviembre del 2019 solicitó al Distrito de Riego Rural 148, un permiso de siembra para establecer el cultivo de cannabis (cáñamo industrial) en un predio de 70 hectáreas, localizadas en el block 1811, entre los municipios de Cajeme y Bácum
Aclaró que la producción de la mariguana tiene un enfoque industrial y medicinal, ya que la planta que buscan producir (es el macho) que es de donde se da la fibra para telas, papel, bolsas y en el caso de la salud, sustituye a medicamentos caros como la morfina.

Hay un estigma de la mariguana, en este caso de la cannabis. “Tenemos tiempo sembrando el cáñamo, que es la que no produce la sustancia psicoactiva, en este caso el tetracanabinoide que va enfocado a la economía y la salud”, expuso Lugo Mendoza.

Recordó que la legislación no prohíbe la siembra de cáñamo en México desde 1951, y con su producción en Cajeme y Bácum generaría mano de obra artesanal.

COMPARTE