El alcalde Anatoly Fedoruk explicó que era imposible enterrar los cuerpos en los cementerios, debido a que aún están expuestos a los bombardeos rusos.

Casi 300 personas tuvieron que ser enterradas «en fosas comunes» en Bucha, informó este sábado el alcalde de esta ciudad al noroeste de Kiev que acaba de ser recuperada por las fuerzas ucranianas tras semanas de bombardeos y feroces combates con las tropas rusas.

En Bucha, ya hemos enterrado a 280 personas en fosas comunes, pues era imposible hacerlo en los cementerios, aún expuestos a los bombardeos rusos», dijo el alcalde, Anatoly Fedoruk, en una entrevista telefónica.
La prensa internacional vio al menos 20 cadáveres vestidos con ropa de civil esparcidos en una calle de Bucha este sábado. Uno de ellos tenía las manos atadas.

Todas estas personas fueron asesinadas de un disparo en la nuca», dijo Fedoruk.
Según el alcalde, las víctimas son hombres y mujeres. También dijo haber visto a un niño de 14 años entre los muertos.

Familias enteras muertas

Muchos de los cuerpos tenían vendas blancas «para mostrar que estaban desarmados», añadió Fedoruk.

En la ciudad todavía había coches en las calles con «familias enteras muertas: niños, mujeres, abuelas, hombres», afirmó.

Los cadáveres seguían en las calles porque los soldados aún no pasaron por allí, precisó el alcalde.

Estas son las consecuencias de la ocupación rusa, de las acciones del enemigo», continuó.
Las fuerzas ucranianas solo pudieron penetrar completamente en Bucha hace uno o dos días.

Fuente: Excelsior.

COMPARTE