«La beba de Aragón», como fue bautizada inicialmente, fue encontrada debajo de un puente en junio de 2020; hoy fue sepultada sin poder encontrar a sus padres ni al responsable de su muerte

 

La pequeña «Estrella», como fue bautizada para darle un nombre a su sepultura, fue sepultada este día en el Parque Memorial en Los Cipreses de Naucalpan, sin encontrar a sus padres o a algún familiar que la identificara.

«La Beba de Aragón», como se le llamó en un principio, cuando fue encontrada sin vida bajo un puente en la colonia Valle de Aragón, en el municipio de Nezahualcóyotl, dentro de una mochila,

tenía aproximadamente 9 meses de edad, y tras casi 10 meses de permanecer en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Toluca, las autoridades de La Fiscalía de Justicia del Estado de México decidieron sepultarla, pero las investigaciones continuarán para encontrar a sus padres y al causante de su muerte.

Antes de llevar su cuerpecito al cementerio, la pequeña fue bautizad con el nombre de «Estrella» y su tumba quedó cerca de Lupita «La niña de las calcetitas rojas», asesinada en 2017 por su padrastro.

Al funeral de Estrella acudieron funcionarios de la Fiscalía, entre ellos la fiscal para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, Dilcya García, así como la activista Frida Guerrera.

Como se recordará, la pequeña fue encontrada en junio del año pasado por un albañil, quien recogió la mochila debajo de un puente y al revisarla encontró su cuerpecito inerte envuelto en una cobija.

El cadáver fue llevado al Semefo para tratar de identificarlo, pero ni sus padres ni ningún familiar se presentó a reclamar el cuerpo de la pequeña.

 

Fuente: diariodelyaqui

COMPARTE