La Canirac estima que en Sonora cerrarán al menos dos mil restaurantes.

 

Ante las bajas ventas, las rentas altas y la falta de apoyos derivado de la pandemia de Covid-19, restaurantes en Hermosillo han cerrado de forma permanente su puertas.

Las otras víctimas de la contingencia son negocios que han tenido que cerrar, algunos de forma parcial o temporal y otros de forma definitiva.

Desde franquicias como Dunkin Donuts o Cali Burger, hasta restaurantes de gran tradición como La Casa Grande, se despidieron de sus clientes hermosillenses en los últimos meses.

Según datos de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) se estima que en Sonora cierren al menos dos mil restaurantes.

Mike de la Mora y sus dos restaurantes, Balcán y Kraken Gastropub, forman parte de estas estadísticas: Hace unas semanas cerraron de forma definitiva, pues los gastos operativos y la falta de clientes hacían imposible continuar.

Desde marzo que tuvieron que cerrar o limitar el área de comensales hubo falta de apoyos, pues algunos créditos ofrecían hasta 50 mil pesos, pero hay restaurantes que llegan a pagar más de 100 mil pesos de renta.

Mike de la Mora y sus dos restaurantes Balcán y Kraken Gastropub, forman parte de estas estadísticas, hace unas semanas cerraron de forma definitiva.

 

Fuente: elimparcial

COMPARTE