El síndrome del túnel carpiano es un padecimiento que se ha intensificado durante la pandemia de COVID-19, pues la mayoría de las personas pasan todo el día frente a una computadora

 

¿Se te adormecen los dedos de la mano, sientes hormigueo o dolor en los brazos? Puede que sufras del Síndrome del Túnel Carpiano. A partir de este confinamiento, el trabajo en casa, las clases escolares en línea y pasar mucho tiempo en las computadoras y dispositivos móviles, esta afectación ha aumentado.

El Síndrome del Túnel Carpiano (STC) es una afección que surge debido al aumento de la presión sobre el nervio medio en la muñeca. En efecto, es un nervio pellizcado en la muñeca. Entre los síntomas pueden incluirse adormecimiento, hormigueo y dolor en el brazo, la mano y los dedos de la mano. Hay un espacio en la muñeca llamado Túnel Carpiano por donde pasan el nervio medio y nueve tendones desde el antebrazo hacia la mano.

El Síndrome del Túnel Carpiano ocurre cuando se acumula presión debido a la inflamación en este túnel y aplica presión sobre el nervio. Cuando la presión de la inflamación se torna lo suficientemente grande como para afectar la forma en la que funciona el nervio, es posible sentir adormecimiento, hormigueo y dolor en la mano y en los dedos.

*Por lo general la causa puede ser por el sobre uso de la articulación de la muñeca por demasiado uso en los equipos de cómputo.

Los síntomas del Síndrome del Túnel Carpiano suelen incluir dolor, adormecimiento, hormigueo o una combinación de los tres.

¿Cómo Puede Prevenirse El Síndrome Del Túnel Carpiano?

En el lugar de trabajo, los empleados pueden hacer acondicionamiento, realizar ejercicios de estiramiento, hacer descansos frecuentes, usar tablillas para mantener derechas las muñecas, y usar una postura y posición correcta de la muñeca. Usar guantes sin dedos puede ayudar a mantener las manos tibias y flexibles. Las estaciones de trabajo, herramientas y manijas de herramientas y las tareas pueden ser rediseñadas para permitir que la muñeca del trabajador mantenga una posición natural durante el trabajo. Los trabajos pueden ser rotados entre los trabajadores. Los empleadores pueden desarrollar programas en ergonomía, el proceso de adaptar las condiciones del lugar de trabajo y las demandas del trabajo a las capacidades de los trabajadores. Sin embargo, la investigación no ha demostrado de manera concluyente que estos cambios en el lugar de trabajo eviten la ocurrencia del síndrome del túnel carpiano.

 

Fuente: LópezDoriga

COMPARTE