Primeros reportes señalan que el sismo azotó el norte de Siberia, cerca de la frontera con Mongolia y, pese a la intensa magnitud, no hay daños o víctimas mortales

Moscú, Rusia.- Cerca de las 20:25 horas, tiempo local, se registró un intenso sismo en Rusia, el cual alcanzó una magnitud de 8.4 grados a 17 kilómetros de la localidad Bolshóye Goloústnoye, afectando principalmente a la región del Lago Baikal, ubicado al norte de Siberia, fenómeno natural que, pese a su intensa magnitud, no ha registrado daños materiales o incluso víctimas mortales, ya que basta decir, dicha área de Rusia es poco poblada a consecuencia del clima que ahí impera.

Mediante la difusión de un comunicado de prensa, el Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rusia indicó que este movimiento telúrico tuvo una intensidad de cinco grados para la ciudad de Irkutsk donde se optó por desplegar operativos a fin de atender a los posibles afectados quienes, en redes sociales, compartieron videos de lámparas moviéndose a consecuencia del temblor que sacudió al país gobernado por Vladimir Putin.

«Viviendas, servicios comunales, de energía y otros lugares socialmente significativos están funcionando como de costumbre», resaltó el ministerio.

En ese sentido, las autoridades rusas confirmaron que el importante sismo ocurrido la noche de este miércoles 8 de junio se sintió también en la ciudad de Chitá, la cual se localiza a 200 kilómetros del epicentro; son embargo, tampoco ahí se registraron daños materiales o pérdidas humanas pues su intensidad fue menor a la registrada en el lugar de los hechos donde, como se mencionó anteriormente, la población es muy poca.

La zona del Lago Baikal, cerca de la frontera con Mongolia, es considerada una de las más antiguas del mundo pues, de acuerdo con expertos, tiene cerca de 25 millones de años tal cual se conoce y durante el invierno, la superficie de este cuerpo de agua se convierte en una llanura blanca de hielo de una transparencia nunca antes vista, por lo que, pese a ser una de las mayores reservas de agua dulce en el mundo, no ha permitido que los ciudadanos se asientes como ha sucedido con otras grandes ciudades de Rusia, pues su clima es extremo.

Fuente: Tribuna

COMPARTE