Autoridades indicaron que de un millón de personas que han recibido la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en Estados Unidos, solo seis han sufrido reacciones alérgicas

 

Del millón de personas que recibieron la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 en Estados Unidos, solo seis han sufrido reacciones alérgicas, un cifra pequeña pero superior a lo que suele ocurrir con otras vacunas, indicó este miércoles Moncef Slaoui, científico jefe de la Operación Warp Speed.

Las autoridades estadounidenses están en contacto con las farmacéuticas participantes en el programa de desarrollo de vacunas y están considerando la posibilidad de realizar ensayos clínicos con voluntarios con predisposición a ataques alérgicos.

Las autoridades estadounidenses esperan aumentar en alrededor de un millar los centros de vacunación disponibles para miembros prioritarios, como sanitarios o ancianos, a partir de la semana próxima.

El hecho de que las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna estén diseñadas para administrarse en dos dosis complica el proceso de inoculación, que requiere reservar algunas dosis, mantener la trazabilidad y la comunicación entre autoridades federales, estados, hospitales y personal vacunado.

Los responsables de la Operación Warp Speed, que ha destinado miles de millones de dólares a acelerar la obtención de vacunas contra el COVID-19, esperan vacunar a 100 millones de personas antes de finales de marzo, con la ayuda de farmacias y otros centros de cara al público para facilitar la llegada a la población general.

La segunda dosis de aquellos que comenzaron a recibir la vacuna de Pfizer desde el 14 de diciembre comenzará a administrarse a partir de la semana próxima, con lo que ya habrá personas que han completado el proceso de inmunización que es efectivo en un 95 por ciento de los casos, según los ensayos clínicos.

En cuanto a la posibilidad de que la cepas del coronavirus detectadas en Reino Unido y Sudáfrica compliquen este proceso de lucha contra la pandemia, Slaoui aseguró que por el momento los datos “solo sugieren que las nuevas cepas son más infecciosas” y que no hay datos definitivos al respecto.

 

Con información de EFE

COMPARTE