Durante el primer semestre de este año dicho rubro tuvo un menor número de licitaciones de obras públicas en la entidad; la inversión privada lo mantuvo a flote.

Debido a diferentes circunstancias el sector de la construcción a nivel nacional y sobre todo a nivel estatal ha sufrido una disminución en cuanto a generación de obras de infraestructuras públicas y privadas.

De acuerdo al presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Sonora, Alfonso Reina Villegas, el sector en la entidad tuvo una reducción de hasta el 17% en el valor de producción durante el primer semestre de este año.

Señaló que una de las causas del retroceso es que el Gobierno federal ha enfocado su inversión para infraestructura en el Sureste del país, además de la cancelación del fondo minero, que en el caso de Sonora, era de hasta mil millones de pesos.

Asimismo, el líder constructor destacó que otras de las causas es la culminación del actual Gobierno estatal y de las presidencias municipales, pues en este último año se licitaron menos obras públicas.

“Eso está derivado a que estamos en un cierre de Gobierno del Estado y de gobiernos municipales y la inversión de la obra pública ha estado a la baja. Ahorita el sector está en un impasse muy difícil”, externó.

La inversión privada aunque también haya ido a la baja a comparación de otros años es la que ha estado “sosteniendo” al sector de la construcción, pues a decir de Reina Villegas ha sido más del 64% del valor de producción.

Las obras en el interior de las mineras han sido un aliciente durante los tiempos difíciles, así como otras más en empresas privadas que llegan a instalarse en suelo sonorense.

Cierre de año
El panorama que se visualiza para el cierre de año es esperanzador para los constructores sonorenses, pues se espera que con el inicio de un nuevo gobierno estatal se inicie con un programa de rehabilitación de escuelas y de centros de salud.

El presidente de la CMIC mencionó que ya han hablado del tema con el gobernador electo, Alfonso Durazo Montaño, quien sería el encargado de accionar el plan con la reorientación de recursos públicos que no han sido aplicados este año.

Además, para los meses de octubre o noviembre, se espera que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) inicie con las licitaciones para el mantenimiento de las carreteras federales.

“Nosotros lo que esperamos es poder reactivarnos con el nuevo Gobierno del Estado con los programas de rehabilitación y lo mismo esperamos que para el mes de octubre y noviembre la SCT pueda iniciar las licitaciones del mantenimiento de las carreteras y la continuación de la ampliación de la carretera Agua Prieta-Bavispe”, abundó.

De igual forma ya sostuvieron una reunión con el próximo presidente municipal de Hermosillo, Antonio Astiazarán, así como los de Cajeme y Navojoa.

“Esas actividades son muy importantes porque generan mucho trabajo en las pequeñas empresas constructoras, nos interesa mucho ese tipo de obras para poder reactivarnos”, dijo.

Por último, agregó que en un largo plazo, la construcción de una carretera que conecte a Hermosillo con Chihuahua traerá grandes beneficios para todos los sectores, no solamente para el que representa.

COMPARTE