Los comerciantes llegaron a sus puntos de ventas más temprano de lo normal, con la certeza de que encontrarían gran cantidad de clientes, pero no fue así.

NOGALES, Sonora.- Luego de la reapertura de la frontera con Estados Unidos, las primeras horas de este lunes, vendedores ambulantes alrededor de la garita Mariposa en Nogales, Sonora; dicen que esperaban más afluencia de turistas tras reapertura de dicho acceso fronterizo.

Los comerciantes llegaron a sus puntos de ventas más temprano de lo normal, con la certeza de que encontrarían gran cantidad de clientes, pero no fue así. Coinciden que la situación está igual que antes de abrir la frontera, sin embargo, esperan que durante la semana aumente el flujo de viajeros hacia Estados Unidos, y con ello, aumentar la venta de sus productos.

«Esperábamos mucha fila, pero no hubo nada está tranquilo (…) esperábamos hubiera ventas  pero está igual. Esperemos en la semana como se pone», dijo la señora Cecilia, quien vende comida cerca de la garita Mariposa.

A diferencia de la garita  Denise Deconcini que estará abierta las 24 horas, los siete días de la semana, el cruce fronterizo Mariposa abrirá solo de 6 a 22 horas.

«Otra de las vendedoras de comida, dijo «ahorita nos venimos temprano, porque creímos iba haber mucha gente, y está igual (cuando estaba cerrada la frontera), ha estado igual de calmado, esperábamos mucha afluencia de gente, pero no hay».

«Por otra parte, el oficial de la Policía de Nogales, Hugo Váldez, señaló que, el tráfico de vehículos estaba » calmado», «esperábamos más gente, pero no se mira más».

Agregó, que en las pocas horas de acceso en el cruce fronterizo Mariposa, alrededor de 200 carros habían cruzado y  algunos turistas solicitarón permisos para viajar después de Phoenix, AZ.

Recalcó que seguirán brindando servicio de orientación e información a los turistas que lo soliciten en los módulos de atención instalados en las dos garitas de Nogales, Sonora.

FUENTE: EL IMPARCIAL.

COMPARTE