Para quienes circulan con frecuencia por la calle Meridiano en el Valle del Yaqui, es común comprar bolsas de nopales o verduras de temporada a mujeres a la altura del Campo 5, trabajo con el cual logran llevar el sustento a sus hogares.

Entre ellas Rosario Muñoz, quien desde hace más de 10 años sin importarle el calor, la intensidad del sol o el frío, acude diariamente a vender nopales en el crucero de la Meridiano y 500.

Temprano por la mañana acude al Campo 29 a cortar la planta, mencionó, después limpia cada una de las pencas para quitarles las espinas y con ayuda de sus dos hijos las pica y empaqueta en bolsas, las cuales vende a 10 pesos.

“La limpieza dura entre dos o tres horas, en el crucero son tres horas a medio día y otras tres en la tarde; con esto le ayudo a mi esposo para sostener la casa”.

A pesar de la situación que se vive, comentó que continúa trabajando con normalidad, sin embargo, las ventas han bajado, pues muchas personas se han quedado sin trabajo.

“Sí se vende el nopal y mucho, pero en estos días ha estado baja la venta, de dónde van a sacar dinero los que no tienen trabajo”.

COMPARTE