HERMOSILLO, SON.- La Universidad de Sonora y el Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Sonora participaron en la instalación de la Mesa Negociadora para la Revisión Salarial 2022, en la que se discutirán temas como el otorgamiento de prestaciones para la vivienda y gastos médicos mayores para maestros de asignatura.

El secretario general del Staus, Juan Díaz Hilton, celebró que por primera vez en los 79 años en la historia de la institución los acompañara una rectora en la mesa de negociaciones, refiriéndose a María Rita Plancarte Martínez.

“De manera muy particular celebro que sea del área de humanidades, y porque son precisamente las humanidades las que han hecho falta en muchas de las políticas tanto universitarias, como de manera general, y que han sido hechas a un lado en favor de otros indicadores”.

De igual forma, Díaz Hilton afirmó estar consciente de que el proceso de negociaciones deberá ser acorde a las finanzas de la Universidad, celebrando también la apertura para el diálogo por parte de las autoridades involucradas.

“Es digno de celebrar la horizontalidad en el nuevo gobierno, casi todos los interlocutores son búhos. No estamos insinuando que vaya a haber un favoritismo, al contrario, sabemos que como búhos van a cumplir este papel de la mejor manera, pero el diálogo es muy palpable, el gobierno abierto es un hecho y como académicos debemos aprovechar este diálogo en el gobierno para llegar a un nuevo rumbo en la política salarial”.

“Es necesario la armonía”
Por su parte, la rectora María Rita Plancarte Martínez añadió que para el buen funcionamiento del organismo es necesario una armonía entre las partes involucradas, buscando salidas para todos aquellos problemas que se planteen en la posibilidad de las limitaciones.

“Vivimos y padecemos lo mismo, no obstante, en estas condiciones, como en un cuerpo cada parte tiene su funcionamiento, cada uno de nosotros tenemos un funcionamiento dentro de la Universidad. La parte de la Universidad tiene la obligación de estar abierta al diálogo, de buscar las soluciones adecuadas”.

“No podemos dar lo que quisiéramos”, continuó la rectora, “porque tenemos restricciones y nuestro país ha sufrido momentos muy difíciles. El gobierno federal y estatal están tratando de reconstruir muchas cosas que estaban pensadas de otra manera. Cuando quieran hablar estamos para servirles, para escucharlos y para encontrar los puntos de convergencia, que les aseguro que son muchos más que los puntos de divergencia”.

Fuente: Expreso.

COMPARTE