Antes de que se produjera esta ola de positivos por COVID-19, casi 30 personas se contagiaron enre septiembre y octubre en relación con un brote en la Casa Blanca

 

El número de positivos por COVID-19 en el entorno del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, subió este jueves a diez tras confirmarse que uno de los principales asesores de su campaña electoral, Corey Lewandowski, contajo también la enfermedad.

Lewandowski confirmó a la cadena CNN y a otros medios que dio positivo por coronavirus este miércoles, y cree que se contagió en Filadelfia, donde llevaba días trabajando en la estrategia legal de la campaña de Trump para cuestionar la legitimidad de los resultados de las elecciones presidenciales.

Sin embargo, el asesor de Trump también asistió la noche del pasado 3 de noviembre a una fiesta en la Casa Blanca en la que el presidente declaró prematuramente su victoria en los comicios, cuatro días antes de que los medios pronosticaran que el ganador sería su rival demócrata, Joe Biden.

La mayoría de las diez personas que han dado positivo en la última semana asistieron a esa fiesta, que congregó a más de 150 personas en el espacio cerrado de la sala Este de la Casa Blanca, aunque todos ellos se habían sometido antes a test de covid-19.

La nueva ola de positivos comenzó el pasado viernes con el anuncio de que se había contagiado el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, quien también estuvo en esa fiesta y según expertos sanitarios, probablemente ya estaba infectado en ese momento.

Antes de que se produjera esta ola de contagios, casi 30 personas se contagiaron en septiembre y octubre en relación con un brote de COVID-19 en la Casa Blanca, incluidos el propio Trump, su esposa Melania y su hijo Barron, varios senadores y la portavoz de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany.

La Casa Blanca apenas cambió sus protocolos para hacer frente a la pandemia tras el incidente, y Trump retomó enseguida los mítines ante cientos de personas.

 

Con información de EFE

COMPARTE