El protocolo fue creado por Yureni A.C., ante el incremento de desapariciones en Oaxaca

Yalálag.— Ante el incremento de desapariciones en Oaxaca, Yureni A.C., a través de sus redes sociales, visibilizó un protocolo para la búsqueda para personas con vida, el cual consta de cinco pasos para la búsqueda inmediata de personas desaparecidas.

Sólo en lo que va de abril, en Oaxaca la Fiscalía General del Estado (FGEO) emitió seis Alertas Rosas para localizar a jóvenes mujeres desaparecidas, de las cuales sólo una no ha sido localizada y el resto ya fue hallada gracias a la cooperación ciudadana.

En total, sólo en lo que va de abril se han emitido seis de las 11 Alertas Rosas que se acumulan este 2022 en Oaxaca.

Ante este panorama, una estrategia ciudadana para encontrar personas desaparecidas, sobre todo niñas, adolescentes y mujeres es necesaria dado que la desaparición es una antesala a otro tipo de violencias, como el  feminicidio, la violencia sexual o violencia familiar, explicó la organización.

ue así compo surgió este protocolo de búsqueda, que nació como resumen de las experiencias de búsquedas exitosas que han acompañado.

Estos pasos, detallan, son los primeros para tener una línea de investigación y  un punto de dónde partir, reitera la abogada zapoteca Míriam Pascual, quién también es directora de Yureni A. C., organización integrante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio y del Tejido Orgánico Feminismo Comunitario del Abya Yala en México.

«En Oaxaca no se sabe buscar»
La abogada explica que una de las complicaciones que existen es que “en Oaxaca  no se sabe buscar”,  pese a que las desapariciones forzadas aumentaron desde el sexenio de Felipe Calderón aunque vienen desde los años 70, como una forma de castigo a la protesta.

«Ahora, la desaparición es una forma de relegar a las mujeres. Este protocolo sirve ante la falta de eficacia y de servidores públicos, las familias que viven este tipo de situaciones han contribuido a tener protocolos. Como fue el caso de Karla Romero, en el estado de Tlaxcala”.

La abogada señala la importaba de las primeras horas y minutos tras la desaparición, pues  son cruciales ya que a veces las víctimas son trasladadas a otros estados o municipios. “Esperar 48 horas es perder varias líneas de búsqueda en campo”, indica.

El material realizado por la organización está diseñado para contextos urbanos y es importante socializarlo, para ello está con un lenguaje sencillo, reitera Míriam Pascual.

Fuente: El Universal.

 

COMPARTE