El TFJA determinó que Lomelí no era socio de Lomedic desde 2012, cuando obtuvo contratos con el Gobierno Federal

 

El Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) anuló la sentencia dictada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) contra la empresa Lomedica, presuntamente propiedad del ex “superdelegado” en Jalisco, Carlos Lomelí quien renunciara en julio de 2019 tras una investigación que reveló que estaba involucrado con nueve farmacéuticas.

El TFJA determinó que Lomelí no era socio de Lomedic desde 2012, cuando obtuvo contratos con el Gobierno Federal.

La defensa del acusado presentó documentos en los que se comprueba que Lomelí Bolaños cedió las acciones que tenía su esposa, Karina Navarro.

Dos magistrados aseguraron que esto era una simulación y que eso no comprobaba que el funcionario estuviera involucrado en un conflicto de interés.

Pese a sus argumentos, la mayoría votó a favor de la validez de los mencionados documentos.

Lomelí Baños, por su parte, se registró como precandidato de Morena para la presidencia municipal de Guadalajara, en Jalisco.

De acuerdo con la investigación de la Función Pública, Lomedic recibió una multa de más de un millón pesos y una inhabilitación por dos años y seis meses, debido a que proporcionó información falsa en diversos procedimientos de contratación convocados por los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Tras haber sido designado delegado federal durante la transición de poderes,  Carlos Lomelí renunció al cargo de súperdelegado del estado de Jalisco.

A través de un comunicado publicado en su perfil en Facebook, Carlos Lomelí señaló que su renuncia se dio “con un profundo sentido de responsabilidad y con claridad de miras y prioridades”.

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE