Las tropas rusas continúan con su avance en el país ucraniano y se anuncia que no habrá cese al fuego aún durante próximas conversaciones de paz.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo el lunes que miles de soldados rusos se están concentrando para una nueva ofensiva en el este, mientras que Rusia afirmó que no detendrá su operación militar por nuevas conversaciones de paz.

La inteligencia británica dijo que las fuerzas ucranianas ya han rechazado varios asaltos rusos en las regiones del este. Las fuerzas rusas también están presionando para establecer el control sobre la ciudad portuaria meridional de Mariúpol, el nexo entre las zonas controladas por los rusos en el oeste y el este y ya devastada por semanas de asedio y bombardeos.

«Hay decenas de miles de muertos, pero incluso a pesar de esto, los rusos no están deteniendo su ofensiva», dijo Zelenski al parlamento de Corea del Sur por videoconferencia. Reuters no pudo verificar la exactitud de su estimación. Zelenski también hizo un llamado a Seúl para que proporcione a su país ayuda militar para reforzar su lucha contra la embestida rusa.

La invasión -que Rusia califica de «operación militar especial»- ha dejado un rastro de muerte y destrucción que ha provocado la condena de los países occidentales y ha desatado la preocupación por las ambiciones que Putin pueda tener a mayor escala. Alrededor de una cuarta parte de los 44 millones de habitantes de Ucrania se han visto obligados a abandonar sus hogares, las ciudades han sido reducidas a escombros y hay miles de muertos y heridos, muchos de ellos civiles.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que el Kremlin no detendrá su operación para cualquier nueva ronda de conversaciones de paz, acusando a Kiev de no haber correspondido en las sesiones anteriores. Lavrov declaró a la televisión estatal que no ve ninguna razón para no continuar con las conversaciones. Sin embargo, aunque el presidente Vladimir Putin ordenó la suspensión de la acción militar durante una primera ronda en febrero, la posición de Moscú había cambiado, afirmó.

«Se tomó la decisión de que durante las próximas rondas de conversaciones no habría pausa (en la acción militar) mientras no se alcanzara un acuerdo definitivo», dijo Lavrov. El canciller austriaco, Karl Nehammer, tiene previsto reunirse con Putin en Moscú el lunes y se espera que pida el fin del conflicto. Sería la primera reunión cara a cara de Putin con un líder de la Unión Europea desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Al menos por ahora, las fuerzas rusas han abandonado su intento de capturar la capital, Kiev, pero están redoblando sus esfuerzos en el este. El Ministerio de Defensa británico dijo que los bombardeos rusos continúan en las regiones de Donetsk y Lugansk. Sin embargo, las fuerzas ucranianas han rechazado varios asaltos y han destruido tanques, vehículos y equipos de artillería rusos, según su boletín periódico de inteligencia. Zelenski pide a Corea del Sur ayuda militar Zelenski mantuvo su campaña para generar apoyo internacional y reunir a sus compatriotas.

En declaraciones al Parlamento de Corea del Sur, dijo que Rusia está concentrando decenas de miles de soldados para la próxima ofensiva. Pidió a Seúl toda la ayuda militar que pueda aportar. Desde que Rusia invadió el país, Zelenski ha hecho un llamamiento a las potencias occidentales para que proporcionen más ayuda en materia de defensa y castiguen a Moscú con sanciones más duras, incluyendo embargos a sus exportaciones energéticas.

Zelenski también dijo que Mariúpol ha sido destruida. Los periodistas de Reuters vieron el domingo varios tanques rusos dirigiéndose por una carretera en dirección a la ciudad. Te recomendamos: Alcalde de Mariúpol acusa que los rusos usan crematorios móviles para borrar crímenes El Ministerio de Defensa ruso dijo que misiles lanzados desde el mar destruyeron el domingo sistemas de misiles antiaéreos S-300 que habían sido suministrados a Ucrania por un país europeo. Los sistemas estaban ocultos en un hangar a las afueras de Dnipro, en el centro de Ucrania, dijo. Reuters no pudo confirmarlo. Instan a civiles a huir El aumento de las víctimas civiles ha provocado una amplia condena internacional y nuevas sanciones.

El gobernador de Lugansk, Serhiy Gaidai, dijo el lunes a la televisión ucraniana que los bombardeos en la región aumentan día a día. «La situación más difícil está en las ciudades de Rubizhne y Popasna. Están siendo bombardeadas constantemente, las veinticuatro horas del día», señaló. Instó a todos los civiles a evacuar. «Los que querían marcharse ya lo han hecho, mientras que ahora quedan muchos en los refugios antibombas que quizás tienen miedo de salir de los refugios, o miedo de perder sus posesiones».

Moscú ha rechazado las acusaciones de crímenes de guerra de Ucrania y de los países occidentales, ha negado en repetidas ocasiones haber atacado a civiles y afirma que su objetivo es desmilitarizar y erradicar a los peligrosos nacionalistas de su vecino del sur. Ucrania y los países occidentales han rechazado esto como un pretexto infundado para la guerra. La ministra de Relaciones Exteriores alemana, Annalena Baerbock, dijo antes de una reunión de ministros europeos en Luxemburgo que Berlín ve «indicios masivos» de crímenes de guerra en Ucrania.

Fuente: Milenio.

COMPARTE