El presidente presentó en el Salón Oval de la Casa Blanca un mapa en el que se representaba la trayectoria que debía tomar el ciclón, aunque un detalle llamó la atención.

El presidente presentó en el Salón Oval de la Casa Blanca un mapa del Centro Nacional de Huracanes (NHC) en el que se representaba la trayectoria que debía tomar inicialmente el devastador ciclón. Un detalle llamó la atención: una línea había sido agregada en lápiz negro con el fin de que el estado de Alabama fuera incluido en el “cono” del huracán. Interrogado unas horas más tarde acerca de las razones de este agregado sorprendente, el mandatario respondió: “no lo sé”, “no lo sé”. Pero reafirmó al mismo tiempo que los modelos iniciales preveían la posibilidad de que Dorian pasara por Alabama. El domingo, en un tuit, Trump había señalado, erróneamente, que Alabama formaba parte (junto a Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Georgia) de los estados que podían verse afectados por el huracán.

Poco después de ese mensaje presidencial, la oficina del Servicio Nacional de Meteorología de Birmingham, en Alabama, envió un tuit en el que subrayaba que Alabama no estaba en la trayectoria de Dorian. “Repetimos: Dorian no tendrá ningún impacto en Alabama”, insistió, precisando que el huracán pasaría claramente más al este.

Fuente: Milenio

COMPARTE