Una persona murió y al menos 40 resultaron heridas cuando los fuertes vientos provocaron el derrumbe de parte del escenario principal del Medusa Festival, cerca de la ciudad española de Valencia en la madrugada del sábado, informaron los servicios de emergencia regionales.

De acuerdo con los informes, de los heridos, tres sufrieron traumatismos graves y 14 sufrieron heridas leves.

Otra infraestructura también resultó dañada cuando las ráfagas azotaron el lugar en donde se celebraba el festival de música electrónica, que se lleva a cabo durante seis días en la ciudad de Cullera, al sur de Valencia.

El festival, donde el DJ francés David Guetta debía tocar el sábado, tenía DJs programados para tocar durante la noche del viernes en cinco escenarios.

La agencia meteorológica nacional AEMET informó que hubo “fuertes ráfagas de viento y un aumento repentino de las temperaturas” durante la noche, alcanzando hasta 82 k/h registradas en el aeropuerto de Alicante en la región de Valencia.

“Es un momento muy doloroso. Difícil y desgarrador. Un momento tremendamente triste y de desaliento para parientes y amigos. Un momento que nadie debería conocer nunca”, escribieron los organizadores en un comunicado publicado en la cuenta de Instagram del Medusa Festival.

Explicaron que alrededor de las cuatro de la mañana del sábado, fuertes vientos inesperados destruyeron ciertas áreas del festival, lo que obligó a la dirección a tomar la decisión inmediata de desalojar el área del concierto para garantizar la seguridad de los asistentes, trabajadores y artistas”, dijeron los organizadores.

“Es un día de luto y de respeto hacia todos los afectados. Queremos acompañarlos en el duelo”.

DJ Miguel Serna estaba en el escenario principal para su set de 3 am a 4 am cuando ocurrió el incidente.

“Fueron unos minutos tensos, nunca antes había experimentado algo así”, escribió en una historia de Instagram el sábado.

“La tragedia sucedió justo al final de mi sesión en el escenario principal, justo debajo de él, que fue el (área) más afectada. Fueron unos momentos de horror, todavía estoy en estado de shock”.

Fuente: Proyecto Puente.

 

COMPARTE