Cámaras empresariales se dicen dispuestas a comprar vacunas contra COVID-19 para inmunizar a sus trabajadores y agilizar la reactivación económica

 

Cámaras empresariales de todo el país expresaron la necesidad de que el sector obrero sea considerado prioritario ante la vacuna contra COVID-19 para agilizar la reactivación económica.

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador indicara que la iniciativa privada podrá adquirir y ofertar vacunas, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación, Enoch Castellanos, expuso que México necesita toda la ayuda posible para contener la pandemia.

“Es lógico que no solo se permita la compra por parte de la IP sino que se solicite ayuda a las empresas para que vacunen a sus trabajadores y familiares”, expresó.

Gilberto Javier Sauza, presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México, aseguró que los agremiados están dispuestos a adquirir vacunas contra COVID-19 con un costo de entre 500 y 600 pesos cada una, para inmunizar a sus colaboradores.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Puebla, Ignacio Alarcón Rodríguez, aseguró que el sector empresarial de la entidad busca participar y colaborar en la distribución y aplicación de la vacuna para trabajadores.

En Tamaulipas, el Consejo de Instituciones Empresariales afirmó que la iniciativa privada del estad cuenta con capital suficiente para la compra de vacunas que se necesiten.

“Se contempla aplicarlas en nuestros trabajadores, pero antes requerimos conocer a fondo los protocolos para su adquisición”, dijo Jesús Abud Saldívar, titular del Ciest.

Para José Luis Hotema, presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada en Coahuila, los sectores automotriz, de alimentos y minería serán los más interesados en inmunizar a sus trabajadores.

 

Con información de Milenio

COMPARTE