La titular del Conacyt reconoció que no se tienen los 400 voluntarios necesarios para completar la Fase II de los ensayos clínicos.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) aún no tiene una fecha para que la vacuna Patria pueda ser utilizada en la vacunación contra COVID-19.

La directora del Conacyt, María Elena Álvarez- Buylla, informó que todavía no se tienen los 400 voluntarios para completar la fase II de la investigación.

Detalló que, a pesar de recibir “miles” de solicitudes, 3 de cada 4 son rechazados por no cumplir con los requisitos, entre ellos, que tengan menos de mil 200 anticuerpos.

“Los teníamos que rechazar porque tenían un nivel de anticuerpos mayores, probablemente por la alta prevalencia de ómicron y el avance de vacunación y era más difícil, está siendo más difícil encontrar personas, eso es lo que cambia el ritmo de avance de los ensayos clínicos”.

¿Qué tan eficiente es la vacuna?
La titular del Conacyt informó que la fase III ya comenzó su diseño que permitirá “una mayor capacidad de reclutamiento”.

“Nuestra predicción es que sí podamos tener ya terminados tanto el R2 y el R3 para tener la posibilidad de someter a Cofepris y obtener una aprobación para uso de emergencia, pero dejando claro que hay incertidumbres por la dinámica poblacional de la pandemia y vacunación que no podemos controlar y que pueden variar los tiempos”, dijo.

La convocatoria para participar en la vacuna Patria comenzó a finales de 2021.

Respecto a los resultados más próximos, Álvarez- Buylla, externó que éstos son positivos e incluso los efectos secundarios son menores que con vacunas de otras farmacéuticas.

“La vacuna Patria tiene efectos secundarios bastante leves a moderados, sistémicos muy bajos en términos generales, y desde la fase I, donde se probó la primo-vacunación, es decir en pacientes no vacunados ahí se dan indicios de la capacidad de protección de este desarrollo vacúnale mexicano”.

Fuente: Radio Fórmula.

COMPARTE