Kane Tanaka, originaria de Japón, asegura que dormir profundamente, comer pescado y divertirse con juegos de mesa, es su receta para tener larga vida

La mujer más longeva del mundo, según el libro de los Récord Guinness, es la japonesa Kane Tanaka, que el domingo cumplió 119 años de edad; este lugar lo ocupa tras la muerte de su compatriota Chiyo Miyako, que falleció en 2018.

Kane Tanaka ha sobrevivido a tres pandemias y dos guerras mundiales, así como a los efectos que dejó la bomba atómica en Nagasaki y a un tumor a sus 103 años.

Tanaka nació el 2 de enero de 1903, ocupando el séptimo lugar entre los hijos del matrimonio formado por Kumakichi y Kuma Ota. De hecho, asegura, que nació antes de tiempo, aferrándose a la vida y superando las dificultades de ser un bebé prematuro.

A los 19 años se casó con Hideo Tanaka, a quien conoció hasta el mismo día de su matrimonio; tuvieron cuatro hijos y adoptaron a uno más.

La longeva mujer vive en un asilo de ancianos en Higashi-ku y goza de muy buena salud; le gusta divertirse con juegos de mesa, la caligrafía y el cálculo, así como también disfruta pasear por los pasillos del lugar donde reside.

Tanaka lleva una alimentación a base de arroz, pescado, sopa y bebe mucha agua. Le encantan los dulces y el café, además disfruta dormir profundamente.

«Desde que llegué aquí, no tengo más remedio que trabajar duro, ¡haré lo mejor que pueda!», dijo.

Tanaka renunció el año pasado a participar en los relevos de la antorcha olímpica de los Juegos de Tokio 2020 debido a la pandemia por covid.

La francesa Jeanne Louise Calment, que vivió 122 años, es quien tiene hasta ahora el récord absoluto como la mujer más longeva del mundo.

Fuente: Diario del Yaqui.

COMPARTE