Personal médico de Bélgica realizó una singular protesta contra la primera ministra Sophie Wilmès, ante falta de apoyos para atender la pandemia de COVID-19

La primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmès, fue recibida con una protesta silenciosa del personal médico de un hospital.

Este sábado, la funcionaria visitó los hospitales Chirec-Delta y Saint-Pierre, enfocados en la atención de pacientes con COVID-19. En el último hospital el personal sanitario la recibió dándole la espalda.

Cuando la caravana de vehículos oficiales llegó al hospital Saint-Pierre, en Bruselas, alrededor de 100 enfermeros, médicos, auxiliares, personal administrativo y personal de limpieza se volteó y guardó silencio hasta que la primera ministra ingresó al inmueble.

“La política nos está dando la espalda constantemente ante nuestros llamados de ayuda… Los equipos están por debajo del personal y las tasas de agotamiento lo demuestran. Pedimos que se revalorice el negocio y que el número de equipos se revise al alza”, dijo una enfermera a la radio RTBF.

Fuente: lopezdoriga

COMPARTE