Angélica Gaitán estuvo cerca de 8 horas flotando en el mar y pescadores la hallaron; huyó de su casa hace dos años por violencia

 

Decepcionada por el abandono, la soledad y las heridas ocasionadas por su expareja, una mujer, identificada como Angélica Gaitán, creyó que la decisión para acabar con sus problemas era terminar con su vida.

Huyó de su casa hace dos años por las constantes agresiones que recibía de parte de su esposo.

Fue a Ecuador, regresó a Barranquilla, Colombia. Deambuló por las calles, estuvo en un albergue, le quitaron cobijo y fue encontrada en un lugar casi imposible de imaginar: unos pescadores la hallaron en altamar en medio de la nada.

Además, permaneció cerca de 8 horas flotando en el mar, a 4 kilómetros de la orilla de una playa.

La mujer de 46 años, en diálogo exclusivo con RCN Radio, relató el drama que padeció por muchos años siendo víctima de violencia intrafamiliar por parte de su exesposo.

El día que decidió salirse de la casa fue por una agresión que le propinó esta persona.

“Muchas veces denunciaba pero la policía se lo llevaba 24 horas y cuando estaba en la casa de nuevo, volvían las agresiones”, contó la mujer.

“Estuve deambulando en las calles por casi 6 meses y después fui a buscar ayuda a la oficina de la mujer, no recibí nada de ayuda y este viernes me dijeron que se había acabado la medida de protección porque él ya no estaba en Barranquilla, con la Policía me sacaron del lugar”, relató Angélica.

Angélica recuerda que “estando en la orilla del mar, me encontré con la soledad y decidí lanzarme al mar, dejé que me llevara y esperar que pronto acabara esta pesadilla”.

“El señor que me rescató en la mitad del mar me dijo que estaba inconsciente, flotando. Gracias a Dios estaba viva, y me lanzó un salvavidas. Me trajeron a un centro asistencial donde me encuentro recibiendo la atención necesaria”, manifestó la señora Gaitán.

Su familia en Bogotá se puso en contacto con ella y le brindó la ayuda que necesita para que esté con ellos.

“Volví a nacer. Si yo hubiese tenido una oportunidad o una ayuda no tomaría esa decisión. Ahora estoy muy agradecida porque Dios me dio una nueva oportunidad para seguir adelante”, dijo la mujer rescatada.

 

Con información de López Dóriga Digital

COMPARTE