El sector restaurantero amagó con la posibilidad de volverse ‘ambulantes’ ante la falta de regulación de este tipo de comercio en CDMX

 

Empleados del sector restaurantero de la Ciudad de México realizaron un ‘cacerolazo‘ para exigir al Gobierno capitalino que se considere a la industria como esencial y con ello se les permita reabrir.

En la explanada del Zócalo capitalino, a un costado de la Catedral Metropolitana, decenas de trabajadores de restaurantes hicieron sonar cacerolas.

«Les pedimos que nos dejen abrir, que nos dejen trabajar, es lo único que solicitamos al Gobierno. Abrimos o morimos”, indicó una de las representantes de la manifestación.

Adelantaron que este martes, en punto de las 13:00 h, habrán más cacerolazos a las afueras de cada restaurante cerrado, protesta que se mantendrá hasta que las autoridades cedan a su petición.

Amagaron también con la posibilidad de volverse ‘ambulantes’ ante la falta de regulación de este tipo de comercio, que opera con normalidad en la Ciudad de México.

En la Ciudad de México las autoridades no permiten abrir a los restaurantes, Ello derivó en que la industria emitiera una carta abierta a las autoridades asegurando que “ya no podemos más” ante el cierre de 13 mil 500 establecimientos, Exigen que se les permita reabrir con 30 por ciento de aforo y las medidas sanitarias pertinentes.

Aseguró que “no es un tema de voluntad” sino de la situación de la pandemia en la entidad, que actualmente se encuentra con ocupación hospitalaria por COVID-19 al 86 por ciento.

En conferencia de prensa el domingo, afirmó que “cientos de publicaciones científicas” avalan que son los “lugares cerrados en donde no se usa cubrebocas ni se guarda la sana distancia” en los que hay mayor transmisión del virus.

Esto, apuntó, aplica en reuniones privadas y restaurantes.

https://twitter.com/i/status/1348675496762957824

 

Con información de López-Dóriga Digital

COMPARTE