Un juez de Distrito vinculó a proceso a cinco funcionarios de la Policía Municipal de Cancún, Quintana Roo al estar relacionados con el delito de tortura agravada en perjuicio del periodista Raúl Fernández León.

Un juez de Distrito vinculó a proceso a cinco funcionarios de la Policía Municipal de Cancún, Quintana Roo al estar relacionados con el delito de tortura agravada en perjuicio de Raúl Fernández León, el periodista falleció de covid-19, meses después de los hechos.

Los procesados son Nesguer Ignacio Vicencio Méndez, quien fungía como subsecretario de control y operación de seguridad pública, además de Lamberto Juan Valdespino, Candelaria de los Reyes Albornoz Loria, Casto Peralta José, Socorro Gómez Pérez, todos ellos funcionarios públicos de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez.

De acuerdo con las investigaciones que realiza la Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos (FEMDH), los hechos sucedidos en noviembre de 2019, cuando elementos de la Policía Municipal detuvieron sin causa a un periodista por realizar su trabajo, causándole sufrimientos físicos y psicológicos para castigarlo, coaccionarlo e intimidarlo por estar reportando hechos de interés público en las calles de la ciudad de Cancún. La probable comisión del delito se agrava por la calidad de periodista y condiciones de discapacidad de la víctima.

Lo anterior se deriva de la facultad de atracción ejercida por la Fiscalía General de la República el 16 de junio de 2021, ya que se acreditaron datos de prueba suficientes para señalar que el delito se cometió con la finalidad de limitar la libertad de expresión.

Asimismo, se otorgó a la FGR un término de cinco meses para la investigación complementaria y determinó medidas cautelares para garantizar la conducción de los imputados al proceso y la seguridad de las víctimas indirectas y testigos de los hechos.

Fuente: Excelsior.

 

COMPARTE